Naranja agria

Poeta urbano o pornógrafo misógino, Maluma hace parte del auge de las industrias “naranja” o culturales. Al éxito de ellas contribuye “Yo me llamo”, entre otros programas de televisión que les muestran a niños y niñas que la de cantante es una profesión deseable. Otro aliciente son las políticas del Ministerio de Cultura consistentes en convertir a la cultura —o su lado estético— en fuente de desarrollo económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s