La generación del destierro

“El pueblo negro no se rinde, ¡carajo!” es más que el aglutinante de los paros que tuvieron lugar en Buenaventura y Quibdó en mayo y junio de 2017. Tiene que ver con la insumisión mediante la cual africanos y africanas subvirtieron la esclavización y su consecuente pérdida de libertad. El mismo espíritu guía la reconstrucción personal y colectiva que ha llevado a cabo la gente negra desterrada de sus territorios originales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s