Diálogo añorado

En la última sesión de mi seminario “Aportes Afrodiaspóricos”, una defensora de derechos humanos habló sobre el recorrido que hizo por el pacífico nariñense. Registró quejas por presiones de la insurgencia: la primera, para que las comunidades negras abandonen el supuesto embeleco por defender territorios colectivos y opten por el dominio individual campesino, y la segunda, para que reemplacen sus consejos comunitarios por juntas de acción comunal. Constató que los guerrilleros sí han dejado de disparar sus armas, pero aún las portan con su poder intimidatorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s