Chontaduro y esperanza

En 1987, vendedoras de chontaduro del Distrito de Aguablanca en Cali comenzaron a desarrollar proyectos de estética plástica, musical y danzante. Como la palma de chonta está en riesgo, hoy crece el simbolismo del nombre que le dieron a su organización, Casa Cultural el Chontaduro. En el Chocó ya no se consigue esa delicia de la alimentación tradicional, con efectos devastadores para la identidad del Afropacífico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s