Opulencia cultural y devastación ambiental

En el afropacífico, a los cantos responsoriales que mujeres sabias interpretan durante las noches de velorios y novenarios los llaman “alabaos”; “gualíes” si despiden a un angelito, en tanto que la “tumba” consiste en el altar para celebrar la última noche de la novena, cuya culminación consiste en su desarme o “levantamiento”, cuando la persona muerta abandona el mundo. Este conjunto ritual y litúrgico ya hace parte del inventario nacional de nuestros patrimonios inmateriales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s